Imprimir

Más de 71.000 personas padecen `exclusión social´ en la provincia de Málaga

on . . Visitas: 959

Image 

En Andalucía hay más de 430.000 excluidos, un 5% de la población

Abandono. Una vecina de La Palmilla muestra la suciedad acumulada en uno de los bloques. g. torres Málaga capital registra 27.000 `excluidos´ en zonas como la Palmilla o García Grana. Denuncian un urbanismo que fomenta el `chabolismo vertical´

ImageJosé vicente rodríguez. Málaga
La exclusión social, un concepto que hace referencia a la carencia de recursos por parte de determinadas capas de población para participar en el entorno económico, cultural y social, afecta ya en la provincia de Málaga a un total de 16.500 hogares que representan a 71.217 habitantes (casi el 5% del total), según los datos de un informe presentado ayer por la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA). Unas 27.200 de estas personas `excluidas´ viven en Málaga capital, según añade el informe, que advierte del peligro de que esta situación acabe "eternizándose" y convirtiéndose en "estructural" para estos colectivos.
El coordinador del Área de Marginación de la APDHA, Miguel Santiago, explicó que esta exclusión responde a colectivos donde las rentas laborales son muy bajas (entre el 25% y el 50% de la media) y la tasa de paro elevadísima (hasta un 70%) y casi endémica. A esta precaria situación económica se unen graves elementos de desestructuración social como las politoxicomanías, los problemas con la Justicia y la práctica incapacidad de acceder a bienes básicos como la vivienda. Según esta organización social, el 80% de las personas que están en la cárcel proviene de estos ámbitos.

Ciudades. Santiago recordó, tomando como referencia el informe del Instituto de Estudios Sociales de Andalucía (IESA) de 2002 y otros de Cáritas, y extrapolándolos al padrón de 2005, que actualmente en Andalucía un 31,1% de los ciudadanos vive por debajo del umbral de la pobreza y un 5,5% se encuentra en esta situación de pobreza extrema y exclusión, lo que supone más de 430.000 personas.
El representante de la APDHA apuntó que, descendiendo al ámbito municipal malagueño, se puede elaborar una lista con 13 localidades que superan la frontera de más 100 hogares con problemas de exclusión social. Atendiendo al porcentaje que representan estas familias en relación a la población, esta lista estaría encabezada por Almogía, con 204 hogares que sufren esta problemática y que representan el 20% de su población. Le siguen Cártama (275 hogares para un 9,96% de población), Vélez Málaga (1.028, 7,37%), Álora (255, 7,18%), Antequera (623, 5,83%), Ronda (464, 4,9%), Málaga capital (7.277, 4,88%), Torremolinos (358, 4.02%), Mijas (315, 3,57%), Estepona (354, 3,44%), Marbella (809, 3,28%), Benalmádena (192, 2,80%) y Fuengirola (265, 2,36%).

Urbanismo. Respecto a Málaga capital, Santiago señaló que estos problemas afectan a barrios como Los Asperones, Palma-Palmilla, la Trinidad, García Grana o el antiguo Bulto. Según esta asociación, las zonas deprimidas situadas en el centro del casco urbano presentan un perfil de excluidos más cercano al de personas mayores, mientras que en las barriadas de extrarradio se detecta más el segmento de personas jóvenes que, con no más de 35 años, ya se encuentran inmersos en la marginalidad y coqueteando con una "delincuencia de baja intensidad".
En este sentido, Santiago fue muy criticó con lo que denominó "chabolismo vertical", en referencia a la concentración de bloques de viviendas sociales (VPP) en una misma zona. "En Málaga lo que se denominaba chabolismo horizontal ha desaparecido, salvo en lugares como los Asperones, pero hay que evitar que surjan estas concentraciones de viviendas sociales", dijo Santiago, que pidió que la reserva del 30% de nuevos suelos para VPO que establece se haga en todos los casos, y no solo en las zonas que más convenga a los ayuntamientos.
La APDHA demandó a la Junta de Andalucía que, al amparo del nuevo Estatuto andaluz, desarrolle lo antes posible una Ley de Inclusión Social que coordine a las consejerías más "potentes" como Obras Públicas, Empleo, o Ciencia, Innovación y Empresa- a realizar políticas más coordinadas para acabar con esta situación. "Necesitamos políticas integrales que contemplen actuaciones con perspectiva y no meros parches", dijo.
En relación a ayuntamientos como el de Málaga, reclamó que "cumplan con sus obligaciones en relación a los temas de servicios sociales y que no se queden en el ladrillo y el urbanismo, sino que desemboquen en solucionar el problema de la exclusión social".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web