Imprimir

Cien familias se repartirán las migajas de la 'herencia de los pobres'

on . . Visitas: 1065

Image 

CRISTINA DOMÍNGUEZ
SAHAGÚN.— Alicia del Valle Díez ya encontró a sus herederos y de momento son cien los «pobres de Sahagún» que optan a su parte de la herencia.
ImageAlicia del Valle, el día de su boda con Miguel Moral López. /  Ayer finalizaba el plazo de recepción de solicitudes de la convocatoria de ayudas para gente con pocos recursos, que el alcalde de Sahagún, José Manuel Lora, eligió finalmente como fórmula para el reparto de la herencia de 410.000 euros que Alicia del Valle dejó a los «pobres de Sahagún» tras su fallecimiento en noviembre de 2004. Un curioso legado, de una total desconocida para los vecinos de Sahagún, que se distribuirá entre aquellos que cumplan con las bases reguladoras de la convocatoria que se abrirá cada año durante los próximos 10, a razón de 36.000 euros al año, y un máximo de 400 euros por petición. Desde que comenzara esta primera línea de ayudas, han sido cerca de 200 las personas que se han acercado hasta el Ayuntamiento a recoger las bases e informarse sobre los detalles de la convocatoria. La afluencia de vecinos interesados ha sido tal, que el Ayuntamiento designó en exclusiva a uno de los trabajadores municipales, que se ha encargado estos días de asesorar y facilitar el acceso a los documentos necesarios para formular las peticiones.Para Cristina Serrano, la persona encargada de recoger las peticiones, las bases de la convocatoria metían un poco de miedo. «Al principio la gente venía un poco apurada con algunos tecnicismos, pero desde aquí se ha pretendido facilitar la gestión al máximo, que no resultase un problema para nadie cumplimentar la solicitud».

De los 100 herederos provisionales, Serrano destaca que, en su mayoría, ha sido gente de edad «jubilados con pensiones mínimas. La mayoría de las solicitudes son de gente mayor, sin muchos recursos para hacer frente a los gastos corrientes. La tipología de ayudas que solicitan están dirigidas para hacer frente al pago de luz, agua, teléfono, manutención diaria y para ropa, necesidades básicas de subsistencia».

Las reformas de adaptación funcional, también de peticionarios de edad, son otra de las solicitudes que más se repiten, «sobre todo para reformas en el cuarto de baño, para cambiar la bañera por una ducha y facilitar así su higiene diaria». Entre las peticiones hay alguna también para prótesis y gafas. Entre 10 y 20 solicitudes pertenecen a personas de otras nacionalidades que, también con escasos medios, se proponen hacer frente a deudas contraídas con las administraciones públicas y para el pago de alquileres. Se dan algunos casos, según indica la trabajadora, que los peticionarios solicitan su parte de la herencia para sufragar el pago de los billetes para viajar a sus países de origen. Algunas solicitudes provienen de peticionarios de etnia gitana. Los jóvenes, según Cristina Serrano, son los que menos han solicitado esta ayuda. Pero los que así lo han hecho coinciden destinando su ayuda al pago del alquiler de la vivienda y la manutención, además de otros conceptos relacionados con sus estudios. Respecto a cuando se conocerá el nombre de los primeros herederos legales del testamento de Alicia del Valle, el alcalde de Sahagún lo tiene muy claro: no será hasta después del 27-M. «Será a partir de las elecciones, esta convocatoria no puede contaminar la campaña. Así que de este tema no se hablará hasta entonces. La baremación de las solicitudes sí se tiene prevista para estos días, pero no se sabrá ni se notificará a los beneficiarios nada hasta que no finalice el proceso electoral», subraya José Manuel Lora. El regidor confía que se puedan solucionar todas las peticiones. «Ahora hay que comprobar que los solicitantes cumplen con los requisitos. En todo caso, las partidas anuales están diseñadas para 90 solicitudes».

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web