Imprimir

Dos de cada diez familias jerezanas viven en una situación de pobreza

on . . Visitas: 870

Image 

JEREZ. El paro, los hogares unipersonales de mayores, las toxicomanías, la delincuencia y el alcoholismo son para la población jerezana las situaciones problemáticas de mayor incidencia en el entorno de su zona de residencia. No obstante, el estudio del Grupo Universitario de Investigación Social presentado ayer por José Rodríguez Carrión, director del colectivo, refleja que en la situación laboral de los encuestados, un alto porcentaje está trabajando (45%) y sólo un porcentaje muy reducido se encuentra en desempleo (4%). Además, se refleja que "hay una relación directa entre el nivel formativo y el empleo, de forma que a medida que aumenta la formación académica, también lo hace la tasa de empleabilidad". El dato negativo dentro del área económico-laboral lo pone el 13,28% de los jerezanos que trabajan (ellos o un familiar) en economía sumergida. "Las actividades que aglutinan a más personas en esta situación son el servicio doméstico, la construcción y la restauración", explicó Rodríguez Carrión, señalando que "la primera está monopolizada por las mujeres y la segunda por los hombres". Destaca, además, la precariedad del servicio doméstico, ya que además de ser actividad pionera en la economía sumergida, los ingresos que se obtienen son más bajos.

El análisis de la actividad laboral muestra que en Jerez abundan "los trabajos que exigen poca cualificación y es preponderante el sector terciario, destacando la construcción, seguido del comercio, personal de oficina y restauración". El número de trabajadores por cuenta propia o autónomos sólo representa el 8,3% del total, algo más del doble de personas que están en situación de desempleo. Otro dato significativo es que algo más de la quinta parte de la población trabajadora tiene su puesto laboral fuera de Jerez. De ellas, tres de cada cuatro son hombres y su media de ingresos es superior a los que trabajan en Jerez (1.954 frente a 1.672 euros). El distrito 10 de la ciudad (referente a Torrecera y a barriada rurales) concentra al mayor número de estos trabajadores, siendo el lugar al que más se desplazan para ejercer su labor la Bahía de Cádiz.

En relación a los ingresos, el informe del Grupo Universitario de Investigación Social recoge que el 5,9% de los hogares está por debajo del salario mínimo interprofesional (en el momento de la encuesta: 513 euros/mes). No obstante, el sueldo medio de las familias jerezanas está entre los 1.080 y 1.200 euros al mes, y casi el 50% está por encima del salario medio anual de los contribuyentes para la Agencia Tributaria. La parte negativa en este área la pone el 17,3% de las unidades familiares que se encuentra en situación de pobreza relativa y el 1,2% en pobreza severa, afectando principalmente esta circunstancia a la zona rural.Las cuestiones relativas a las viviendas, señalan que en Jerez predominan los pisos (62%) frente a las unifamiliares y que casi el 85% de los que son en propiedad son de renta libre y han sido pagados mediante la petición de un préstamo hipotecario, que sólo un 28% de los encuestados ha terminado de pagar. Las personas que viven de alquiler sólo representan el 8% y un 11,5% tienen más de una vivienda. Pese a que la superficie media ronda los 97 metros cuadrados, lo cierto es que un 6,9% de las viviendas presentan una superficie inadecuada (menos de 15 metros cuadrados por persona) y en un 0,62% se observa hacinamiento (menos de 10 metros cuadrados por persona). La edad media de los inmuebles roza los 25 años, lo que provoca que la disponibilidad de ascensores se sitúe sólo en el 40%.En el ámbito de la salud pública, Rodríguez Carrión hizo ayer especial hincapié en algunos de los datos considerados como preocupantes. Es el caso de "una altísima desinformación en las mujeres jerezanas en relación con la prevención del cáncer de mama y del cáncer de cuello uterino". También destaca que uno de cada cien jerezanos "se medica sin consultar a un facultativo, indistintamente de la dolencia o proceso que se trate". En el caso de la accidentalidad registrada, el total supera a la regional, siendo el tráfico y el hogar las mayores fuentes de riesgo. "La mayor demanda asistencial se identifica con el sexo femenino -señaló el director del Grupo de Investigación- si bien presumiblemente como parte de su rol de cuidadora".Los resultados relativos al alto consumo de tabaco y de alcohol "evidencian su calificación como problema de salud entre la población jerezana, así como la necesidad de hacer extensiva, sin dilación, la campaña de prevención de tabaquismo a los consumidores de alcohol, quienes no reconocen el carácter nocivo de sus efectos". Como datos curioso, "la población masculina parece más sensibilizada en cuento a los riesgos del tabaquismo, ya que observamos más exfumadores". Además, el 1,5% de la población se declara consumidora diaria de cánnabis y, al igual que en los casos del alcohol, no identifica los efectos nocivos derivados de su consumo.Por otra parte, el 92,4% de los encuestados reconoce haber tenido relaciones sexuales completas, si bien "un nada desdeñable número de ellos se muestra reservado en lo que respecta a sus hábitos sexuales". La frecuencia de la práctica sexual más observada es de una vez a la semana. Además, "próximo a uno de cada tres jerezanos no hace uso de los anticonceptivos a la hora de mantener relaciones sexuales, siendo el preservativo y la píldora los más utilizados". El uso de la píldora postcoital se cifra en un 14% y es mayoritariamente utilizada por jóvenes o adultos jóvenes, "conceptualmente como método contraceptivo".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web