Imprimir

Once mil personas recurren a la caridad cada año en Vigo

on . . Visitas: 1665

Image 

El Banco de Alimentos recogió ocho toneladas de comida en el 2006Colectivos religiosos y laicos reciben las ayudas que reparten entre los que acuden a sus centros Manos Unidas celebró ayer la colecta anual contra el hambre ImageAutor de la imagen: CAPOTILLO (Lugar: b.r.s. /s.a. | vigo) La labor desarrollada por colectivos como el Banco de Alimentos o las entidades tanto laicas como religiosas que dan cobijo a personas con situaciones económicas precarias permiten acercarse a la realidad de la pobreza en Vigo. El Banco de Alimentos, que empezó su actividad en la ciudad en 1995, ha ido incrementado año a año las toneladas de comida repartida en las distintas instituciones de la provincia, así como el número de centros que requerían esta ayuda: de treinta y cinco toneladas en 60 instituciones, a cerca de ocho toneladas en 129 entidades. José Antonio Vieira, uno de los casi treinta voluntarios que trabajan en el banco vigués, señala que en total se atiende la demanda de once mil personas al año.  Nada de lo que llega se entrega directamente a quien lo pueda necesitar, sino que se distribuye por los distintos centros que, a su vez, administran los alimentos recibidos entre las personas a las que atienden en locales como el Comedor de la Esperanza, Misioneras del Silencio, los Hermanos Misioneros de los Enfermos Pobres de Teis los asilos de la provincia, centros asistenciales como Érguete, Asvidal, Remar o Reto y casi medio centenar de parroquias en toda la comarca.  

El panorama no es muy alentador a juzgar por el número de instituciones que cada día llenan las plazas de sus comedores o o ponen el cartel de completo en las habitaciones donde alojan durante algunas noches a los que no tienen un techo bajo el que resguardarse. Misioneras del Silencio dispone de un albergue para hombres y otro para mujeres con un total de cincuenta y una plazas en total, mientras que los Hermanos Misioneros de Teis alojan en ocasiones a más de 200 personas en sus instalaciones.

Cáritas, por ejemplo, refleja en la última memoria económica publicada, que recoge los datos del 2005, que atiende en programas de acogida y asistencia de la diócesis a cerca de 300 personas a través de las parroquias. Más de sesenta reciben parte de los productos de primera necesidad que recogen a lo largo del año en el Banco de Alimentos, una labor que se desarrolla por varias vías (donaciones de empresas agroalimentarias y mayoristas, colectas públicas en supermercados, aportaciones privadas y colaboraciones de organismos oficiales como el Fondo Español de Garantía Agraria, que aporta cada año 650.000 kilos de comida. A este último apartado se ha venido a sumar el año pasado una importante novedad: El Ministerio de Agricultura otorgó al Banco de Alimentos la distribución en la provincia de 750.000 kilos de comestibles correspondientes al Plan de Ayuda Comunidad Europea a las personas más necesitadas. El ministerio recibe excedentes procedentes de los países de la UE y los reparte entre los 52 bancos que existen en España en cuatro envíos anuales.  Campaña en los colegios  

Vieira explica también que durante la última campaña navideña realizada en los colegios de la ciudad se recogieron un total de 10.000 kilos de comida. El voluntario (todos los que trabajan allí lo son), recuerda que una vez al mes desarrollan las colectas denominadas Operación Kilo en alguno de los grandes hipermercados de Vigo.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web