Imprimir

Las calles de España se iluminan por el Derecho a la Salud

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 523

 09-10-2012eA

Conocer que se tiene derecho a la salud es el primer paso para poder ejercerlo. Hasta hace bien poco, muchas comunidades rurales de Bolivia, Benín y Ghana desconocían que lo tenían. Pero ahora que lo saben, sus vidas han cambiado. Desde Anesvad, una ONG para el Desarrollo que trabaja para la promoción y protección del derecho a la salud, quieren mostrar con esto que la inversión en salud produce cambios positivos y transforma realidades. Para ello, bajo el lema "Todo empieza con el derecho a la salud. Defendámoslo siempre", lanzan "Historias con Derecho". Una nueva campaña de comunicación que gira en torno a tres pequeñas películas que combinan realidad y ficción y que han sido rodadas por la propia población rural con la que trabajan, en quechua, fon y ewe.

Cada una de estas tres historias, tituladas "Los Forzudos de Torotoro", "El Cabeza Dura de Lalo" y "Las Sonrisas de Akatsi" y rodadas en Bolivia, Benín y Ghana respectivamente, muestran las carencias que existían en estos lugares y el impacto que ha producido el trabajo que se ha realizado en salud. Desde un enfoque basado en los Derechos Humanos, huyendo de asistencialismos, y haciendo que sea la propia población rural la protagonista del cambio, se muestra que la transformación social sí es posible. Y sirve de ejemplo para seguir reclamando y reivindicando el derecho a la salud de todos los seres humanos a lo largo y ancho de todo el planeta.

"Historias con Derecho" se trasladará a las calles y edificios de cuatro ciudades españolas (Madrid, Sevilla, Barcelona y Bilbao, por este orden) para reivindicar el derecho a la salud de todas las personas en el mundo. Y lo hará a través de proyecciones en edificios que buscan llamar la atención de los/as viandantes.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web