Imprimir

‘Caperucitas, esclavas del Lobo’, teatro sobre la trata de personas con fines de explotación sexual. Una propuesta de Médicos del Mundo

on . . Visitas: 1439

caperucitamdm

La trata de personas con fines de explotación constituye la esclavitud del siglo XXI. Cada año, casi 3 millones de personas, el 80% mujeres y niñas, son víctimas del tercer negocio clandestino tras el tráfico de armas y drogas, la trata de personas.

Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre este tema, Médicos del Mundo y la compañía teatral Clan de Bichos presentan ‘Caperucitas, esclavas del Lobo’, una iniciativa que supone una de las primeras experiencias teatrales creadas expresamente para promover la toma de conciencia sobre la trata como una grave violación de derechos humanos, que en España está vinculada a la inmigración.

Érase una vez el mundo real: en pleno siglo XXI, donde miles de niñas y mujeres son secuestradas, torturadas, violadas y vendidas como mercancía con fines de explotación sexual. La trata es un negocio muy lucrativo donde la mujer en situación de prostitución carece de todo tipo de derechos humanos. 'Caperucitas, esclavas del Lobo' es un espectáculo teatral y audiovisual para reflexionar, no sólo sobre la prostitución, sino también sobre la injusticia social, la discriminación de la mujer y el consentimiento del abuso de poder del que los ciudadanos somos cómplices.

La obra representa el juicio en televisión de una mujer víctima de trata con fines de explotación sexual. Los espectadores tendrán la última palabra, el veredicto que le devuelva sus derechos fundamentales o que la deporte a su país de origen. Susana Sánchez e Ismael Moreno, actores de la obra junto a Rafael María Claudín, firman el libreto y los audiovisuales de este espectáculo recomendado para mayores de 16 años.

Mira el vídeo de presentación de la obra:

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web