Imprimir

Greenpeace quiere concienciar sobre la destrucción de los océanos por la pesca de arrastre

on . . Visitas: 712

greenpeace

Los voluntarios de la organización Greenpeace invitaron a los consumidores a investigar el método de pesca, el origen, cómo se presenta el pescado de tres de las especies de profundidad presentes en la mayoría de los supermercados: fletanes, gallinetas y rapes.

Animaron también a los consumidores a que pidan a los supermercados que no sean cómplices de la destrucción y que dejen de vender estas especies, ofreciendo solo aquel pescado que haya sido capturado con métodos selectivos, más sostenibles.

La pesca de arrastre de profundidad es tan poco selectiva que se compara con la deforestación de un bosque entero para la utilización de unos pocos árboles. Este arte de pesca se produce entre 400 y 2.000 metros de profundidad, en la oscuridad del fondo de los océanos. Grandes barcos utilizan inmensas redes cónicas, algunas del tamaño de un campo de fútbol que se van arrastrando por el fondo gracias a enormes y pesadas puertas metálicas. La red atrapa todo lo que encuentra a su paso por lo que muchas de las especies capturadas son devueltas al mar muertas o moribundas porque no tienen interés comercial.

En su camino también destruye los fondos marinos, arrasando con los corales de aguas frías que forman bosques submarinos llenos de vida.

"A la hora de elegir el pescado que llevamos a casa, debemos escoger aquel cuya captura no haya supuesto la destrucción de un hábitat que tardará muchos años en recuperarse", Paloma Colmenarejo, responsable de la campaña de Océanos de Greenpeace. "Ahora Europa puede parar esta destrucción incluyendo en su reforma de la Política Pesquera Común la eliminación de la pesca de arrastre de profundidad".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web