Síguenos en

diagramiconoBoletines gratuitos                    facebook Facebook                   twitter Twitter                   rss RSS Diagram                    youtube YouTube

Imprimir

Más de medio millón de evacuados en Cuba ante la llegada del huracán «Ike»

on . . Visitas: 453

Image

ImageAP. Un grupo de residentes de Gonaives, en Haití, huye de sus casas en calles anegadas por las fuertes lluvias causadas por el paso del huracán «Ike»

Haití cuenta sus muertos, que ya son más de seiscientos.

El presidente Bush declara el estado de emergencia en Florida

MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL EN CIUDAD DE MÉXICO La actual temporada de huracanes en el Atlántico amenaza con devastar el Caribe, y la concatenación de ciclones apenas deja margen entre uno y otro para restañar heridas.

Cuando los demoledores efectos de «Gustav» y «Hanna» aún son visibles en las islas antillanas y el Golfo de México, «Ike» avanzaba ayer hacia Cuba convertido en huracán de categoría 4 (sobre un máximo de 5 en la escala Saffir-Simpson), que lo convierte en «extremadamente peligroso» según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos.

 

Los vientos máximos sostenidos de «Ike» alcanzaron los 215 kilómetros por hora al llegar al archipiélago de Turcos y Caicos, pero la tormenta podría incrementar todavía más su fuerza al sureste de las Bahamas (con marejadas de hasta 5,5 metros) y antes de llegar a Cuba durante la pasada madrugada (horario peninsular español), amenazando seriamente los campos de caña, los establecimientos turísticos y los edificios coloniales de La Habana Vieja.

En el territorio británico de Turcos y Caicos miles de personas tuvieron que evacuar la zona también o protegerse en refugios. Según las primeras estimaciones, «Ike» ha causado daños en el 80 por ciento de las casas y los fuertes vientos han arrancado los tejados de la mayoría de los hogares. No hay constancia de personas muertas o heridas. Éste es el huracán más fuerte que ha pasado por este conjunto de islas desde que «Donna» las arrasara en 1960.

Cuanto más se adentre en Cuba, más debilitado estará «Ike» cuando reaparezca sobre el Golfo de México esta noche o mañana, probablemente con categoría 2. Pero es previsible que las aguas cálidas del Caribe le hagan recuperar rápidamente su actual intensidad.

El huracán se dirigiría, entonces, hacia el golfo, siguiendo las huellas de «Gustav» y afectando la zona donde se produce una cuarta parte del petróleo estadounidense, para luego pasar a Nueva Orleans. En las zonas bajas de los Cayos de Florida los visitantes recibieron el sábado la orden de evacuación y a los residentes se les conminó ayer a abandonar la zona por el único camino que une a la cadena de islotes con el continente. Las ciudades densamente pobladas de Miami y Fort Lauderdale tampoco estarían libres de la amenaza del ciclón.

Alerta en el este

Durante el día de ayer, las alertas recorrieron la mayor de las Antillas, con especial preocupación para el este de la isla, incluidas las provincias de Guantánamo, Holguín, Las Tunas, Santiago de Cuba, Granma y Camagüey. Más de 500.000 cubanos (incluidos miles de estudiantes que recolectaban café en las montañas) y unos 13.000 turistas extranjeros habían sido evacuados ayer en la zona oriental de la isla.

En La Habana los residentes hacían fila en las estaciones de combustible y buscaban velas y comida en conserva en las tiendas, después de que la televisión estatal indicara que «casi todo el país está en zona de peligro». Hace poco más de una semana «Gustav» arrasó las provincias del occidente de Cuba y, aunque no causó víctimas, dejó daños en unas 150.000 viviendas.

La respuesta de Rice

Pero la política no descansa ni siquiera en estas circunstancias. Días atrás, EE.UU. anunciaba al Gobierno cubano su disposición para ofrecer «ayuda humanitaria inmediata e inicial de suministros de auxilio a través de una organización apropiada de ayuda internacional».

La respuesta cubana fue que, «si el Gobierno de los Estados Unidos tiene una real voluntad de cooperar con el pueblo cubano ante la tragedia del huracán, se le solicita que permita la venta a Cuba de materiales indispensables y suspenda las restricciones que impiden a las compañías norteamericanas ofrecer créditos comerciales privados a nuestro país para comprar alimentos en los Estados Unidos».

Desde Marruecos, donde se encuentra en visita oficial, la secretaria de Estado norteamericana, Condoleezza Rice, dijo que «no pienso que en el contexto actual sea inteligente levantar el embargo» contra Cuba.

Rice insistió en que «el presidente de EE.UU. ha explicado que para establecer relaciones con ese país es necesario liberar a los detenidos políticos y organizar elecciones libres y transparentes.

No podemos aceptar pasar de un régimen dictatorial a otro; no queremos como mundo democrático ver eso y, por lo tanto, no hay ningún motivo para levantar el embargo ahora», dijo en alusión al traspaso del poder entre los hermanos Castro, Fidel y Raúl.

Mientras, en República Dominicana, el Centro de Operaciones de Emergencia ordenaba «desalojos de carácter obligatorio» en las 28 provincias en situación de alerta roja y amarilla, con «especial énfasis» en los puntos más vulnerables ante el paso de «Ike». Más de 100.000 personas fueron movilizadas. También se espera que las lluvias provoquen nuevos problemas en Haití.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web