Síguenos en

diagramiconoBoletines gratuitos                    facebook Facebook                   twitter Twitter                   rss RSS Diagram                    youtube YouTube

Imprimir

Birmania, ante el peligro de las epidemias

on . . Visitas: 614

Image 

Tras el paso del ciclón «Nargis»

La ONU advierte de un posible «desastre sanitario» en el país Supervivientes del ciclón

ImageReuters A. V. BANGKOK- Mientras la ayuda sigue llegando al país con cuentagotas y cientos de miles de personas luchan para sobrevivir, la ONU anunció ayer que el desastre sanitario, la irrupción de epidemias, llama a las puertas de Birmania, un país de rodillas tras el paso del ciclón «Nargis» el sábado pasado.

Sería la guinda para una catástrofe que según el régimen se ha cobrado ya más de 30.000 víctimas y que Naciones Unidas eleva a más de 100.000. «A menos que haya un cambio, una llegada masiva y rápida de ayuda, expertos y suministros en las zonas más afectadas, habrá una tragedia de escala inimaginable con la llegada de las epidemias. La gente está bebiendo agua contaminada por los cadáveres en descomposición que siguen pudriéndose», aseguró Greg Beck, del Comité Internacional de Rescate.

Mientras tanto, la agencia humanitaria de la ONU dijo en una nueva evaluación de la situación que entre 1,2 y 1,9 millones de personas luchaban por sobrevivir más de una semana después del devastador paso del ciclón. «Dada la gravedad de la situación por la falta de comida y agua, algunos socios han informado de temores de seguridad y comportamientos violentos en la mayoría de las zonas más afectadas», consideró la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU.

Entretanto, un avión militar de carga estadounidense aterrizó en Rangún con toneladas de ayuda. El C-130 llevó agua, redes anti-mosquitos y mantas; y, según se encargó de subrayar Washington «no porta armas de ningún tipo». Se trata del primer vuelo de ayuda de EE UU que el gobierno militar de Birmania ha autorizado desde que el «Nargis» azotó el área, hace 11 días. También la UE anunció que ha convocado una reunión urgente para hoy en la que se discutirán las maneras de incrementar la ayuda para Birmania. Entre los países donantes crece la preocupación ante la posibilidad de que los militares se queden con parte de los suministros o los utilicen en beneficio propio, algo que ya está empezando a ocurrir. Según confirmaron ayer a LA RAZÓN fuentes de la disidencia birmana en el exilio, la Policía está vendiendo la comida y los medicamentos que enviaron las ONG y la ONU.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web