Imprimir

La Junta birmana presume de votos y se olvida del ciclón

on . . Visitas: 645

Image

Un barco de la Cruz Roja que repartía ayuda se hundió al chocar con un tronco en el delta del Irrawaddy COLPISA/AFP. RANGÚN.

ImageUna mujer atiende a su bebé en un refugio cerca de Kyauktan.

La junta militar birmana se congratuló por el "éxito" del referéndum organizado este fin de semana, pese a los estragos del ciclón Nargis, cuyo último balance ofrecido por la televisión estatal elevó el número de muertos a 28.458 y el de desaparecidos a 33.416, aunque según datos de la ONU la cifra de muertos está en torno a los 100.000.

Llamados a votar por primera vez desde 1990, los electores birmanos participaron "masivamente" en el referéndum del sábado, según publicó el domingo el diario New Light of Myanmar, controlado por el régimen. Pero en ningún momento el diario mencionó la catástrofe del ciclón Nargis que tiene paralizada la extensa región del delta del Irrawaddy y es una de las peores catástrofes que ha sufrido el país.

Además, en estos momentos, según ha denunciado la ONU, existe el riesgo inminente de que decenas de miles de personas mueran si no llega de inmediato la ayuda necesaria para socorrer a unos dos millones de damnificados que han sobrevivido al ciclón pero no tienen agua potable ni alimentos para sobrevivir y dependen totalmente de la ayuda exterior.

Ésta llega con cuentagotas porque el régimen birmano -aislado, considerado paranoico y obsesionado por la defensa de su soberanía- impone restricciones y se niega a que las operaciones de socorro sean realizadas por extranjeros.

Accidente

Además, un barco que transportaba material de ayuda de la Cruz Roja se hundió el domingo en Myanmar tras chocar contra el tronco de un árbol en el delta del Irrawaddy, según anunció la organización, que señaló que no había heridos. Sin embargo, la entrega de asistencia humanitaria parece que empieza a agilizarse poco a poco.

La ONG francesa Médicos del Mundo indicó que la junta militar birmana le autorizó a repartir el material que está enviando al país. La actitud intransigente mostrada por las autoridades birmanas fue censurada el sábado por diferentes mandatarios mundiales.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy denunció un "régimen eminentemente condenable" y la canciller alemana, Angela Merkel, consideró "inaceptable" el rechazo birmano a colaborar con las organizaciones humanitarias.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web