Imprimir

Las ONG francesas no usan los donativos del «tsunami»

on . . Visitas: 1566

Image 

El Tribunal de Cuentas galo revela que entidades como Cruz Roja todavía no han gastado el dinero destinado a las ayudas
Javier Gómez Voluntarios de Cruz Roja, organización que aún no ha empleado el 60 por ciento de sus fondos, en Sri LankaImageparís- En toda Europa, las Navidades de hace dos años dejaron un mismo gesto: miles de ciudadanos, conmocionados por las inundaciones provocadas por el «tsunami» en Asia, que se echaban la mano al bolsillo para colaborar con organizaciones humanitarias. Pero la gestión de dichos fondos no ha sido la misma en todo el Viejo Continente. El Tribunal de Cuentas francés ha tirado de las orejas a sus ONG y publicado un informe en el que denuncia que la mitad de los fondos recolectados en 2004 no ha sido aún empleado.
   El tribunal expresa su «preocupación» por la lentitud en el empleo de los fondos, la falta de información a los donantes sobre el destino de su dinero, la financiación de operaciones sin relación con la catástrofe y las imprecisiones contables. El «tsunami», en el que perecieron 240.000 personas, generó un fenómeno de solidaridad económica, con 330 millones de euros donados sólo en Francia.
   «Las ONG se sintieron obligadas a emplear los fondos recaudados», avisa el tribunal, que critica algunas «desviaciones con respecto a los objetivos presentados».
   El porcentaje sin emplear de los fondos recaudados por las 32 organizaciones más importantes era, un año después del desastre, del 51,1 por ciento. Más de un seis por ciento de este dinero fue empleado con otros fines. En el punto de mira de la corte se sitúan prestigiosas organizaciones como Cruz Roja, que, según el informe, sigue sin utilizar el 60,8 por ciento de los 113 millones de euros recibidos para las zonas afectadas por el maremoto (el 85 por ciento a finales de 2005).
   Menos de la mitad de las organizaciones auditadas por el tribunal (15 de 32) ha recibido un aprobado por su control de las partidas del «tsunami». El Socorro Católico tiene todavía en caja la mitad de los más de 36 millones de euros recaudados. En contraste con esta gestión, otras organizaciones, como la sección francesa de Unicef, habían conseguido invertir la totalidad del dinero un año después de los hechos.
   La llamada al orden no pone en cuestión el destino final de la recaudación por el desastre del «tsunami», ya que no se han detectado malversaciones de fondos. Pero sí una gestión deficiente de las partidas que las ONG obtienen para paliar una emergencia. Otras asociaciones supieron hacer un viraje adecuado en plena marcha y pidieron a los donantes su acuerdo para destinar el dinero a otras causas prioritarias. Un comportamiento aplaudido por el tribunal.
   Philippe Séguin, presidente de la corte, considera que se produjo una situación inédita: «un exceso de financiación en relación con las necesidades inmediatas». «Los organismos gastaron poco en la fase de urgencia, por lo que luego tuvieron dificultades para poner en marcha sus programas de reconstrucción», añade el texto.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web