Imprimir

Petróleo, alimentos y crisis bajan el IPC a la tasa de hace 10 años

on . . Visitas: 1225

Image

El 2008 terminó con una inflación del 1,4% tras haber llegado al 5,3% en julio

El índice de precios se sitúa por debajo de la media del euro por primera vez en 7 años

ROSA MARÍA SÁNCHEZ MADRID Nunca la inflación había pegado tales bandazos. En solo cinco meses, ha pasado del 5,3%, la más alta en 16 años, a situarse casi cuatro puntos por debajo. El 2008 cerró con una tasa del 1,4%, la menor en 10 años. Y si, a principios del 2008, España era el segundo país más inflacionista de la zona euro, ahora, por primera vez desde que la moneda única está en circulación, se sitúa por debajo de la media de la Unión Monetaria, que fue del 1,6%.

La Fundación de las Cajas de Ahorros, Funcas, prevé que en el 2009 la inflación tocará suelo en julio (con una tasa negativa del 0,9%) para llegar a diciembre con un nivel del 1,5% y una media anual del 0,1%.

 

La fuerte caída del precio internacional del petróleo (de 147 dólares en julio a una media de 40,5 en diciembre) y de los alimentos, junto a la crisis económica, son los argumentos que explican tan acusado bandazo de la inflación. Sobre todo en España, donde el índice de precios de consumo (IPC) es más sensible a la variación de precios de los carburantes (por los impuestos y la intensidad de consumo energético) y el consumo se ha paralizado.

CARBURANTES Y COMBUSTIBLES

En España, además, la intensa desaceleración del consumo de las familias en la última parte del año ha provocado contención y rebajas en los precios. Por ello, diciembre, un mes tradicionalmente inflacionista, por las compras navideñas, se ha convertido en esta ocasión en un mes de intenso recorte del IPC. Según los datos que ayer difundió el Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC de diciembre bajó el 0,5% respecto al mes anterior, de modo que la tasa anual de inflación pasó del 2,4% de noviembre al 1,4% en diciembre.

La tasa media al final del año ha resultado ser del 4,1%. En el conjunto del año, bajaron los precios de carburantes y combustibles (el 12,9%) y de productos energéticos en general (el 7,25%), así como de los bienes duraderos (el 0,4%), que incluyen coches y electrodomésticos. También bajaron alimentos, como pescado, pollo, leche, aceite o azúcar.

Por el contrario subió, sobre todo, la enseñanza (el 4%), los servicios de vivienda (el 5,9%) y hoteles, cafés y restaurantes (el 4%). La moderación se concentró la última parte del año y en algunos grupos, como vestido y calzado, diciembre anotó un recorte de precios (del 1,3%) superior al de años anteriores. La inflación subyacente (excluye precios de carburantes y alimentos no elaborados) bajó al 2,4%. El IPC bajó en diciembre en todas las comunidades. En Catalunya pasó del 2,5% de noviembre al 1,6%, dos décimas sobre la media española.

NO HABRÁ DEFLACIÓN

El secretario de Estado de Economía, David Vegara, opinó que el recorte de la inflación permitirá ganar poder adquisitivo a las familias.

Los expertos auguran que la tasa de inflación será negativa en los meses centrales del 2009 (de mayo a septiembre), pero, según Vegara, eso no dará pie a una situación de "deflación", que consiste en un "descenso persistente y generalizado de los precios", algo que, en España, solo sucede en el capítulo de energía. Por eso, Funcas habla de "desinflación", en lugar de "deflación", que conlleva un agravamiento de la recesión económica.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web