Síguenos en

diagramiconoBoletines gratuitos                    facebook Facebook                   twitter Twitter                   rss RSS Diagram                    youtube YouTube

Imprimir

La segunda mano hace el agosto

on . . Visitas: 1198

Image

ImageUn cliente examina una bicicleta en una tienda de segunda mano

¿Recurres a los productos de segunda mano en tiempos de crisis? M. J. PÉREZ-BARCO I MADRID

La crisis está apretando tanto la economía doméstica de las familias que éstas comienzan a buscarse la vida con fórmulas que antes ni imaginaban. Y en ese fenómeno las tiendas de segunda mano son las grandes protagonistas, ya que desde el pasado mes de septiembre están haciendo su agosto.

Cada día se acercan más a ellas nuevos clientes para comprar productos de todo tipo, de tal forma que las ventas se han elevado en algunos establecimientos hasta un 20%. Para afrontar las fechas navideñas que se acercan suponen una buena opción para el consumidor.

En la cadena de establecimientos Second Market de Madrid no se para en los últimos dos meses.

Si las ventas de los productos de segunda mano han aumentado un 20% en sus tiendas, mucho más ha crecido la otra parte del negocio: la compra de artículos usados a clientes que los tienen en sus casas y quieren deshacerse de ellos.

 

«Compramos un 40% más de mercancía. Mucha gente viene agobiada porque se ha quedado en paro y tiene que hacer frente a la hipoteca. Antes se deshacían de productos que les sobraban para permitirse caprichos.

Ahora nos traen materiales más caros que sí utilizan, como televisiones de plasma y portátiles de última generación», dice Sebastián, supervisor en esta cadena. En menos de media hora se ha formado en la parte de atrás del establecimiento una cola de clientes que quieren que les tasen sus artículos y obtener unos euros a cambio por su venta.

Ordenadores, televisiones, máquinas de coser, videojuegos, reproductores de DVD... «Los que necesitan el dinero -continúa Sebastián- vienen con varios aparatos y suelen recibir entre 200 y 300 euros que les ayudan a llegar a final de mes».

Un perfil que se renueva

«Muchos son inmigrantes -apunta este joven- que trabajaban en el sector de la construcción y se han quedado sin empleo. Algunos venden todos los electrodomésticos de la casa para regresar a su país». Pero también han empezado a llegar muchos españoles con las mismas necesidades.Cada vez más consumidores se asoman a las tiendas que venden productos usados, pero también echan mano de estos negocios para vender sus propios artículos que tienen en casa y no utilizanEn la tienda hay artículos de segunda mano de lo más variado.

Desde teléfonos móviles y portátiles, pasando por todo tipo de electrodomésticos, hasta vajillas, aparatos de pesas e intrumentos musicales, como un arpa electroacústica. «Se comprueba que están en buen estado y se realiza en cada uno de ellos un control policial para verificar que no han sido robados», asegura Sebastián. Los artículos de segunda mano tienen un precio entre un 30 y 70% más barato que los adquiridos en tiendas tradicionales. «La gente los compra cuando dejan de funcionar los que tienen en casa». Y en estas fechas también se adquieren para regalar.

Teléfonos móviles, portátiles, equipos de música y videojuegos son los de mayor éxito.

Vender lo que no se usa

En los establecimientos de la firma Cash Converters -tiene 46 tiendas en España- también se ha apreciado más movimiento desde el verano. Pero su director de márketing, Alex Derreguero, lo explica por un conjunto de causas. «Por un lado -dice-, cambian las tendencias de consumo y el público es más receptivo a las tiendas de segunda mano, que se empiezan a conocer más.

Por eso, el sector lleva varios años creciendo. En países anglosajones, por ejemplo, estos centros son una tradición». No obstante, reconoce que la crisis puede haber influido en que se acerque un nuevo tipo de cliente a los establecimientos. «Hay gente que al disponer de menos dinero, o si le sube la hipoteca, vende los esquíes que tiene guardados en el armario y no utiliza.

Otros, si no les funciona el móvil optan por otro más económico de segunda mano, que resulta entre un 20 y 50% más barato».

También las tiendas de ropa de segunda mano de la ONG Humana han detectado que se asoman a sus establecimientos nuevos clientes desde septiembre, fecha a partir de la que han confirmado una subida de las ventas. «Nuestro público eran señoras de mediana edad, entre 40 y 50 años.

Y ahora vemos caras nuevas. El abanico de edad se ha ampliado. Llegan jóvenes y muchos inmigrantes», explica Daniel Parra, responsable de tiendas de esta organización. Y en ellas los precios también son de escándalo: hay prendas de marcas rebajadas hasta un 70%. Un beneficio al que sacarle partido sobre todo en estos momentos de crisis.

A veces incluso sin estrenar.

«El precio medio de una prenda suele situarse entre seis y siete euros», añade Parra.

Compraventa por internet

Vender oro y joyas es otra opción a la que están echando mano los consumidores. La firma Compro Oro España, la única que también compra metales preciosos por internet, ha apreciado que llegan clientes «más necesitados», como explica uno de sus socios, Luis Montero.

 «A la gente le corre prisa vender sus joyas, una urgencia que antes no existía. Incluso muchos rechazan las transferencias bancarias porque tienen cuentas embargadas y prefieren que les pague el valor de sus artículos en efectivo y por correo». El oro de un collar, un colgante y una pulsera (entre 40 y 50 gramos) puede suponer unos 400 euros de ingresos extra.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web