Imprimir

La banca ética Fiare busca capital social para convertirse en cooperativa de crédito

on . . Visitas: 1487

Image 

G. ELORRIAGA/BILBAO

La captación de ocho millones de euros en capital social es el objetivo necesario de la Fundación Inversión y Ahorro Responsable (Fiare) para convertirse en una cooperativa de crédito en el plazo de tres o cuatro años. En la presentación pública de este proyecto, la banca ética con sede en Bilbao también ha anunciado sus planes de expansión territorial por todo el país. Tras la reciente apertura de una oficina en Madrid, anuncia nuevas delegaciones en Vitoria y Barcelona que difundan este proyecto caracterizado por recatar «el valor social del dinero».

En palabras de Peru Sasia, su director, la consecución de la ficha oficial les permitirá financiar actividades económicas que generen «un impacto social positivo y transformador» y permitir el acceso al crédito en condiciones ventajosas a personas excluidas y organizaciones que trabajan con el Cuarto Mundo, en el ámbito cultural, del comercio justo o medioambiental. Los planes de Fiare incluyen la consecución de 1,5 millones de euros en Euskadi gracias a aportaciones mínimas de 100 euros para las personas físicas y de 500 para empresas.

Su responsable aspira a obtener el apoyo de amplio respaldo, en torno a unos 15.000 colaboradores, y animó a los interesados a depositar su aportación en quince puntos de recogida en Vizcaya o a través de las sucursales de Caja Laboral de una «manera flexible y fácil». Además de su implantación en la comunidad autónoma y en Madrid, Navarra, Cataluña y Levante, Fiare ha establecido contacto con redes solidarias andaluzas para disponer de nuevos fondos.

El primer banco solidario vasco, a punto de cumplir el tercer año de existencia, surgió gracias al acuerdo entre un colectivo de entidades locales no gubernamentales y la Banca Popolare Etica de Italia. Desde la apertura de su sede, han recaudado unos 9 millones de euros y aprobado la concesión de unos 5 millones a iniciativas ligadas con sus propósitos fundamentales.

Entre otras características que la diferencian del modelo financiero tradicional, destaca su espíritu no lucrativo, su desvinculación de grupos políticos, económicos y sindicales y su voluntad de lucha contra la desigualdad. Cáritas, Misiones Diocesanas y la Coordinadora de ONGD de Euskadi son algunos de los miembros que integran la Junta de la Fundación.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web